Yo sigo sin ver diferencia entre las dos mitades de la cara de Tommy Lee Jones (salvo por el color)